Concepto de Educación:


Educar es un proceso de ayuda al desarrollo integral de la persona, abriéndole un camino de realización personal y haciéndola capaz de recorrerlo. Este proceso de ayuda implica:


Transmitir valores humanos y trascendentes y formar capacidades.


Orientar las distintas dimensiones de la personalidad y acompañarle en su evolución psicológica.


Dotarle de espíritu crítico, autonomía personal y formación conceptual.


Preparar su futura entrada en la vida activa y laboral, mediante la orientación escolar y profesional.


Modelo de Persona y de Sociedad:


Los centros educativos cuya Titularidad ostentan las Obreras de la Cruz, tienen como fin específico formar hombres y mujeres auténticos, en su triple dimensión: personal, social y cristiana, para poder insertarse y actuar en una sociedad plural.


Dimensión personal: Que sean hombres y mujeres equilibrados y maduros, responsables, tolerantes; con criterios claros para saber elegir desde la libertad, creativos e innovadores.


Dimensión social: Nuestros alumnos y alumnas deben sentirse plenamente miembros de la comunidad humana a la que están llamados a mejorar con su trabajo y contribución a la convivencia en paz, con su solidaridad y servicio a los demás, para ir creando juntos una sociedad más justa y más humana.


Dimensión cristiana: El Colegio, ofrece a todos los miembros de la Comunidad Educativa, el mensaje de Jesucristo, que les lleve a una opción libre y responsable de la fe, y que les haga vivir en nuestro tiempo el imperativo del Amor Fraterno.


Objetivos Prioritarios:


Proporcionar a los alumnos y alumnas una formación plena, que les permita conformar su propia y esencial identidad, así como construir una concepción de la realidad que integre, a la vez, el conocimiento y la valoración moral-cristiana de la misma.


Educar en los derechos y libertades fundamentales. En le ejercicios de la tolerancia y la libertad, dentro de los principios democráticos, para que puedan incorporarse activa y solidariamente en la sociedad.


Desarrollar su capacidad intelectual, despertando interés por todo lo que les rodea, y fomentando hábitos de trabajo y responsabilidad.


Conseguir la cercanía profesor o profesora con alumno/alumna, intentando crear relaciones humanas positivas y cálidas que faciliten el proceso educativo.

Compartir artículo